Sin categoría

Intimo (sin fotos)

Cierro un año que no fue bonito del todo.

No vayamos a engañarnos, no voy a engañaros…

Cuando quieres hacer lo que quieres hacer y no lo que la gente desea que hagas, empiezas a desequilibrar las fuerzas ,empiezas una lucha en la que no hay vencedor ni vencido, y en ese instante es cuando la brecha de la debilidad se hace mas visible y vulnerable a pesar de querer apretar un corsé de fortaleza inexistente en un alma demasiado maltrecha.

Es una lucha constante con todo aquello que no necesita, siquiera, que tomes partido por ello. Pero es , al fin y al cabo, una lucha brutal que desgasta y agota.

Y se funde todo.
La carga interior con las alforjas que  acarrean el alma llena de demasiado.

Querer innovar, hacer algo diferente, intentar crear y respirar por el trabajo bien hecho, soñar con lo imposible, pero sabiendo que es aquello que está por y para ti, y rozar esa locura con la punta de los dedos, sintiendo que los suspiros te llevan mas allá de esos sueños deseados, y ver que lo alcanzado es como un mero papel de fumar que se deshace con el quemar de una llama y se queda en nada…

Ser diferente!
Ja!
Diferente no es esa cuestión cuestionable…

Ser la rara del grupo de amigos, la que siempre difiere, la que se calla, la que asiente o la que discute hasta desgañitarse.
La que se ríe, llora o la caga en ese momento preciso en que la tierra empieza a tragarse todo “aquello”…

Ser esa persona a la que le cuesta respirar, mientras que el resto del mundo la cree prepotente, estúpida, sobrada y superficial y saber que solo hay que conocerme un poquito para saber que en el fondo solo soy un ser tan débil como inseguro, alguien que se desmonta con un soplo de aire y se viene arriba con la esquirla de una fogata… efímera al fin y al cabo.
Que mi inseguridad y mi baja autoestima son mis peores enemigas y que lucho constantemente contra ellas para , a veces, intentar demostrar que las puedo llegar a vencer!
Y un año mas, hago repaso de los meses que fueron pasando y veo que innumerables veces sigo en ese bucle interminable… pero mi guerrera interior me da bofetadas y me hace reaccionar para darme esa fuerza que, de seguro, voy a necesitar!

Entonces me pongo mi mejor sonrisa y planto cara.

Y le digo a ese probable futuro incierto: Voy a luchar, hasta que las fuerzas no den para mas, y cuando se agoten, solo espero tener a mi lado a esas personas que siempre están y han estado sin mas “pretenderes”

Brindo por un nuevo año lleno de imágenes bellas, lleno de fotos que me hagan sentir y hagan sentir… lleno de magia y fantasía y lleno de mucha VERDAD.

Y ahora, en estos momentos, solo deseo, que mi niña interior me deje disfrutar como nunca de una noche de fin de año de esas que hacen época… porqué creo que, sinceramente, me lo merezco!

P.D. Mmmmm.. tendria q poner un apartado de agradecimientos, pero solo aquellas personas que realmente me conocen sabrán como y cuanto las quiero.

Lamento la falta de fotos, pero este instante de intimidad ha sido y es para quienes comprendan que no hacen falta…
Feliz año nuevo!